Implementación de un programa de remisión libre de tratamiento (RMT) en pacientes con leucemia mieloide crónica (LMC) en un hospital universitario de Bogotá.

Implementación de un programa de remisión libre de tratamiento (RMT) en pacientes con leucemia mieloide crónica (LMC) en un hospital universitario de Bogotá.

Contenido principal del artículo

Virginia Abello
María Helena Solano
Claudia Patricia Casas
Daniel Espinosa
Bonnel Patiño
María Isabel Arbeláez

Resumen

Introducción: los inhibidores de tirosina quinasa (ITK) cambiaron la historia de la LMC, convirtiéndose en la terapia estándar debido a su alta efectividad y a su buen perfil de seguridad. Sin embargo, el tener que recibir en forma indefinida estos medicamentos se relaciona con efectos adversos que no son despreciables, alteraciones en la calidad de vida y costos significativos a los sistemas de salud. Múltiples estudios han demostrado que, con el uso prolongado, algunos sujetos seleccionados alcanzan niveles de profundidad de respuesta que permiten suspender en forma indefinida el tratamiento, sin riesgo de progresión a fase acelerada o crisis blástica. El diseño de un programa de RLT estandarizado y bien vigilado es indispensable para intentar esta estrategia. Métodos: todos los pacientes con LMC tratados en el Hospital de San José fueron evaluados para los criterios de descontinuación. Quienes los cumplieron fueron presentados en Junta de Decisiones, firmaron un consentimiento informado y fueron incluidos en un programa formal de RLT. Se realiza seguimiento telefónico semanal durante el primer mes y control clínico mensual, con PCR 4,5, para detectar recaída molecular tempranamente. Se describen los resultados de los tres pacientes descontinuados hasta la fecha. Resultados: de una cohorte de 74 pacientes en tratamiento activo en la institución, 15 cumplen con los criterios para descontinuación; a la fecha 3 pacientes lo han descontinuado. Los tres pacientes debutaron en fase crónica y no requirieron nunca una segunda línea; en promedio recibieron 9,3 años de ITK y estuvieron en RMM 7 años, antes de intentar RLT. En una paciente se inició la descontinuación después de un derrame pleural grado 3-4 secundario a dasatinib persistente. El tiempo en RLT es de 24, 5 y 5 meses, hasta la fecha de este reporte. La paciente de mayor tiempo en RLT presentó un síndrome de retirada de ITK, caracterizado por fascitis palmar bilateral severa, que requirió manejo con esteroides y se resolvió completamente a los tres meses de tratamiento. Los tres pacientes permanecen en RM 4,5 indetectable. Conclusiones: la RLT es un objetivo real para un grupo seleccionado de pacientes con LMC tratados con ITK. La implementación de programas bien controlados de RLT puede permitir ofrecer esta alternativa a algunos pacientes en nuestro medio en forma segura.

Detalles del artículo